New Style Boutique 2

   ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?

   Hoy os traigo una pequeña reseña de un juego que quizás ya os suene, pues tal vez lo hayáis visto en mi entrada de los regalos de navidad y reyes de este año: New Style Boutique 2


   New Style Boutique 2: ¡Marca tendencias! (Girls Mode 3: Kirakira Code, en japón) es un juego de simulación de gestión para Nintendo 3 y 2DS. En él debemos crear un avatar para sumergirnos en la ciudad de Glamburgo, una ciudad un tanto frívola donde todo está relacionado con el mundo de la moda, donde, sin comerlo ni beberlo, acabaremos a cargo de la boutique de la ciudad. 

   El juego en si, tiene una mecánica simple y un tanto adictiva o repetitiva, depende de la persona y del ánimo que tengas. La gente de la ciudad nunca está satisfecha, así que acudirán a ti para que les escojas ropa, peinado y maquillaje, lo cual te dará dinero para comprar más ropa para tu tienda y armario personal, así como muebles para decorar las habitaciones de un chalet que luego podrás alquilar y ganar así más dinero. Vamos, que acabas siendo "tita millonetis". ¡Y por supuesto, ese dinero te lo gastarás en más ropa! Por que cada día hay prendas diferentes a la venta en la central y el juego tiene más de 19.000.

   A parte de la tienda de ropa y robarle el trabajo a la maquilladora y a la peluquera de la ciudad, podrás organizar desfiles de moda y crear tus propios diseños para las marcas de ropa o por libre. 

   El juego también tiene una curiosa función con las figuras Amiibo, ya que gracias a ellas podemos desbloquear prendas y accesorios exclusivos.


   La función Street Pass del juego te permite intercambiar habitaciones del chalet y que nuevos personajes lleguen a la ciudad. Dichos personajes son, por supuesto, el de la persona con la que te hayas encontrado, y éste se comportará igual que cualquier otro npc.

   Y ahora ¡los coleccionables! ¿Qué es un buen juego sin coleccionables? Vale, no a todos nos gustan. De hecho yo soy la primera en quejarme de las malditas plumas en Assassins Creed (que aún así conseguí) y en muchos otros juegos (como los cristales del Crash Bandicoot 3. Tres. ¡Me faltaban tres!), pero oye, a veces te alegran un poco el juego, sobre todo si los consigues sin buscarlos. 
   En el caso particular de este juego los coleccionables son nada más y nada menos que colores (bueno, y toda la ropa, peinados, sets de maquillaje y diseños), los cuales conseguimos mediante fotografías para luego emplear en nuestras creaciones. ¿Sabéis el típico color que no tienes muy claro cómo definir y le acabas poniendo un nombre? (rojo puta, verde váter, gris cielo gallego...) Pues en este juego hay una amplia variedad de éstos, y debemos desbloquearlos a base de fotografías. Por ejemplo: Color "flor de cerezo", fotografiar el árbol de cerezo en primavera. Por que sí, la gama cromática de nuestro entorno varían con la estación y la hora del día (lo cual tiene cierta lógica, el cielo no tiene el mismo color siempre).


   El sistema de desbloqueo de eventos y ciertos objetos (como los peinados) es gradual. Es decir: Se desbloquean a medida que juegas. No hay un patrón de acciones o ciertos objetivos a completar; El juego recompensa tu dedicación y horas de juego, por decirlo de algún modo. 
   Esto me parece en parte bueno y en parte malo: Bueno, porque al ser un juego sencillo y de acciones repetitivas, en el momento menos pensado tendrás alguna novedad para no aburrirte rápidamente. Malo, porque, precisamente, tienes la sensación de no avanzar y hacer siempre lo mismo. ¡Tal vez estás deseando vestir a tu personaje de gothic lolita y estás desesperado/a porque no sabes que hacer para desbloquear la tienda de ropa adecuada para ello!

   Visualmente, al menos para mí, es un juego muy agradable y bonito. Me encanta la estética y como se plasmas y mezclan tantos estilos diferentes, los movimientos de los personajes (que son todos super felices y efusivos) y las decoraciones, tanto interiores como exteriores. Aunque sí que tengo una pega respecto a este apartado: La estética de los personajes es claramente anime, lo cual tiene ya de por si ciertas limitaciones, aunque el juego sabe disimularlas bien con la gran cantidad de opciones de personalización. El punto al que quiero llegar es que todos los cuerpos son clónicos: Puedes hacer a tu personaje (únicamente femenino) ligeramente más alto o ligeramente más bajo, e incluso creo que podías ser ligeramente más ancha o estrecha, pero nada demasiado exagerado. La fata de opciones de cuerpo de parece un fallo. Vale que existen limitaciones técnicas y tal vez programar todas las prendas en un sin fin de cuerpos sea demasiado para una portátil, pero es algo que deberían estudiar; Ya no sólo por las opciones de personalización, si no por la diversidad del propio juego y sus npcs. Que sí, que es un juego japonés y todos sabemos que en japón son un poco nazis con eso de las tallas, pero lo dicho: Diversidad. 

   Por otro lado, éste juego es el segundo de la franquicia y, a pesar de no haber jugado al primero sí que probé la demo, y debo decir que el sistema de los desfiles me gustaba más en el anterior, en el que escogías una modelo, la preparabas, desfilaba y un jurado decidía cual era el mejor conjunto según la temática. En éste haces el desfile y podemos decir que ya está: Foto grupal y para casa.
   Otro cambio que no me gusta en este juego es que, según lo que he visto, en el anterior, los chicos también eran clientes, mientras que en esta entrega el único modo de cambiar su apariencia es desbloquear dicha opción, a la cual sólo puedes acceder desde el menú principal, no desde el propio juego. 


   En definitiva: Un juego casual que, si te gusta la temática, te mantendrá enganchado/a por horas. En mi opinión es un compañero ideal para viajes, ya que al no tener una trama compleja a la que atender es perfecto para jugar en los tiempos de espera como en el aeropuerto, el avión o un viaje largo en autobús. Aunque claro, no juego sólo en esas circunstancias, también tranquilamente en mi casa; Sólo era una observación basada en la experiencia personal. 


   Y eso es todo por hoy mis guisantes. Espero que os haya gustado la entrada.
   Muchas gracias por pasaros, leer y comentar. ¡Un saludo y hasta la próxima!