Sexualización para dummies

   ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?

   Hace unas semanas (más o menos el mes pasado), en twitter se debatía la más que evidente sexualización de Quiet, personaje femenino del Metal Gear Solid V. Durante esos días leí muchos comentarios justificando su sexualización (alegando que su vestimenta se debe a que respira por la piel o que tenía muy buen trasfondo) o simplemente negándola. Lo cual me llevó a pensar que hay mucha gente que no sabe o no entiende que es esto de la sexualización. Y no me extraña, ya que es algo muy normalizado, algo que vemos cada día y que está en casi todas partes.

   Probablemente no soy la persona más adecuada para hablar de este tema ya que, como he dicho, es algo difícil de ver, aunque en el caso de las mujeres normalmente es tan evidente como que necesitamos oxígeno para vivir. Pero después de investigar bastante sobre el tema voy a tratar de explicarlo de la forma más sencilla posible para que se pueda entender bien y aprender a reconocer, por lo menos, los casos más notorios.

   Como primer punto me gustaría destacar que sexualizar no es simplemente poca ropa, culos y tetas. No. Es mucho más: una serie de características y comportamientos (generalmente vinculadas a los roles de género) que incluye desde expresiones faciales, poses (en ocasiones muy artificiales) y encuadres de cámara, con el objeto de despertar algún tipo de deseo de carácter sexual en el espectador. Pero vamos a empezar por lo más sencillo: el cuerpo, las poses y los encuadres

   En algunos videojuegos, como es el caso de Dead or Alive, Soul Calibur o Rumble Roses no hace falta ser muy avispado/a para darse cuenta de dónde está la sexualización. El problema no es la falta de ropa o que tenga más o menos pecho (hay pechos de casi todos los tamaños y formas), el problema es la importancia y/o protagonismo que se les da por encima del propio personaje. Esas situaciones en las que estás viendo una escena en la que lo único que quieres es cubrir tu cara con la bufanda por la vergüenza ajena que te produce.

Super sutil y necesario.
Acaban de darme una paliza pero aún tengo fuerzas para posar delante de la cámara.
Mis amigos solían decirme que no jugara con Mai, que les distraía ¿por qué será?



Más que sufrir parece que lo disfruta
El plano de su entrepierna es totalmente neceario

Contrapicado de trasero femenino; un clásico

¡Hola! Soy una colegiala de dieciocho años, ¿has visto bien mis domingas?



   Los ejemplos de las imágenes creo que se entienden muy bien pero hay un truco muy efectivo, y es cambiar estas poses, gestos o situaciones por un hombre. Simplemente poniendo un a hombre en lugar de la mujer te das cuenta de lo absurdo de estas prácticas:
   Escena original: https://www.youtube.com/watch?v=XsQrzbkqs-E
   Misma escena con un hombre: https://www.youtube.com/watch?v=87YXRvfMDlM




¿A alguien le sorprende la cara de incomodidad de Steve? ¿Por qué las mujeres del cómic tienen todas problemas posturales de espalda? ¿Y por qué no hay planos explícitos e intencionados de culos masculinos?


Podéis ver más en el Tumblr de The Hawkeye iniciative: http://thehawkeyeinitiative.com/

   Este vídeo trata exactamente el mismo tema, pero en la publicidad, que también da para hablar largo y tendido:

   Y estos otros explica la importancia de la cámara (recurro a los vídeos porque, a parte de parecerme más didáctico, lo explican mucho mejor que yo):



   Ahora es el turno de las expresiones faciales, los cánones de belleza y los roles de genero; porque sí, van cogidos de la mano (al igual que la publicad).
   Todos sabemos que en la sociedad existen ciertos cánones, una apariencia "aceptable" que terceras personas te imponen para ser aceptado/a por una mayoría. Y también sabemos perfectamente cuales son (en el caso de la mujer, ya que para el hombre existe una mayor variedad tanto en publicidad, como en moda y en belleza).
  Por otro lado, los roles de genero es aquello que te enseñan desde pequeño/a según hayas nacido con pene o vagina: los niños no lloran, las niñas tienen que se unas señorítas, los niños son aventureros, las niñas princesitas que esperan a un príncipe, etc. Y bueno, sobra decir que no todos/as nos sentimos identificados/as con esto.
   En resumen: el genero no es más que una serie de comportamientos y actitudes que se asocia a un sexo u otro (este tema también da para hablar largo y tendido).
   ¿Y qué tiene que ver todo esto con la sexualización? Bueno, pues, pensad en cualquier protagonista femenina de película, serie o videojuego. Ahora decidme: ¿recordáis algún momento en el que haya dejado de ser perfecta y estúpidamente hermosa? ¿Alguna vez se le deformó en rostro por dolor, ira o golpes?, porque ni siquiera Katniss Everdeen, de Los Juegos del Hambre, (SPOILER) a la cual en el último libro una explosión le quema parte de la cara y el pelo (FIN SPOILER) deja de ser perfecta en la adaptación cinematográfica. ¿Por qué? Porque las mujeres estamos obligadas a ser guapas; y esto es así, no hay vuelta de tuerca (podría poner ejemplos del día a día pero sería ampliar la entrada de forma innecesaria).
   Cuando conocí a Serah, en el Dragon Age Inquisition, había algo en ella que no me cuadraba: algo en su cara, para ser exactos. ¿Y qué era? ¡Pues que no cumple los cánones! Hace muecas cuando habla, tiene ojeras y arrugas y habla raro; muy raro, y mal (porque claro, las señorítas tampoco pueden hablar de cualquier modo). Otro ejemplo en el mismo juego es Cassandra, de la cual mi primo dijo que era "maja pero muy marimacho". Marimacho porque tiene mandíbula cuadrada, un par de cicatrices en la cara y, supongo que también, porque usa espada, armadura y escudo.



   Que la mujer en los medios audiovisuales siempre sea hermosa y acorde al canon tiene un propósito muy claro y es ser objeto de deseo para el público masculino y, dado que en nuestra cultura tradicionalmente la máxima aspiración de una chica es encontrar pareja, provoca la necesidad de alcanzar ese canon en nosotras (y sí, ya sé que estoy generalizando, no a todos los chicos les gusta la sexualización o este tipo de mujeres ni todas las mujeres queremos ser modelos. Gracias).

   Con esto no estoy diciendo que TODOS los personajes sexualizados sean malos o que te tengas que sentir culpable por que te guste alguno; en absoluto: en mi caso, Lara Croft me parece un personaje femenino increíble, desde que era muy pequeña, pero eso no quita que esté sexualizada y diseñada para un público masculino (de hecho los primeros concept art del personaje se desecharon por ser una mujer demasiado "salvaje": ¿Lara sujetando cabezas sangrantes recién arrancadas por los pelos? Nunca se vio tal cosa, no es atractivo. Pero, aún así, es una mujer con control sobre sí misma, al igual de Catherine o Bayoneta). Ésto no ocurrió a la hora de diseñar a Aloy y por la que hubo un gran revuelo porque, según muchos, es fea; o excusas tan pobres como que no podían meterse en el juego y sentirse identificados si la protagonista era una mujer (pero oyes, con alienígenas, elfos, dinosaurios o la propia Bayoneta no hay problema).

Me pillas aquí, super casual

No nos olvidemos tampoco del famoso momento de la ducha.


La muchacha lo pasa fatal a lo largo de toda la aventura pero la carita de ángel no se la quita nadie; ni el tío que la intenta violar ni la primera vez que mata a alguien. 


Y esta es Aloy. La "fea" de Aloy. ¿Notáis la diferencia?

   Y ahora vamos a hablar de la sexualización masculina y la famosa "fantasía de poder"(cosa que muchos confundimos, incluida yo en su momento). La sexualización de personajes masculinos también existe, es una realidad; no es ni la mitad, pero de algún modo está ahí y se asoma de vez en cuando, actualmente mucho más gracias a animes como Yuri on Ice, Free o cualquier yaoi o juego otome, pero aún así de forma sutil. Y es curioso como nuestras cabecitas sufren algún tipo de choque al ver este tipo de cosas por la falta de costumbre, pudiendo llegándonos a parecer incluso ridículas, pero aceptando la femenina con total naturalidad. Una amiga me confesó que, viendo Yuri on Ice con una amiga, ésta se había sorprendido muchísimo al ver un primer plano del culo de un protagonista.
   Evidentemente, un personaje masculino de la media te puede parecer más o menos atractivo, pero eso no quiere decir que esté diseñado para ello, sino para que el jugador masculino se refleje en él, independientemente del parecido que tengáis, igual que cualquier avatar. Por ello, este protagonista masculino cuenta siempre con una serie de características propias de cualquier machote blanco, hetero, de mediana edad y aspecto más o menos desaliñado y, normalmente, con una personalidad un poco rancia o sarcástica (fuerza física, tenacidad, astucia, ingenio, en ocasiones un seductor que derrocha testosterona...).

¿Crisis de originalidad?

   Lo que diferencia a estos hombres es su diseño, actitud y el trato que reciben por parte de la cámara, algo que se explica muy bien el en vídeo que os dejé más arriba sobre la sexualización en el anime o el de la publicidad. En todos mis años de jugadora -desde que puedo coger un mando- no he visto una sola escena en el que le dedique un plano al fantástico cuerpo del protagonista para mi gozo y disfrute. Por mucho que Kratos o Dante vayan descamisados y por muy atractivos que puedan resultar, el personaje no está diseñado para eso, si no para decir "mira como molo" (fantasía de poder); solo hay que ver las imágenes promocionales: planos contrapicados y él mirándonos con una media sonrisa jocosa desde su situación de poder (los planos contrapicados "dan poder", mientras que los picados lo hacen "vulnerable": la magia del lenguaje audiovisual).

Aquí mando yo, porque soy más chulo que un pirulo. 

  Entonces ¿cuando un hombre es sexualizado? Pues en situaciones así:




La cámara le presta atención a su trasero de manera "casual", reduciendo a toda la persona a eso: un culo.

   En la mayoría de los casos, a menos que se traten de serie del estilo Yuri on Ice o juegos otome, este tipo de situaciones solo las encontramos en fanarts, y muchas otras, la figura del hombre aparece como un "conquistador" -que más que atraer da miedo- y no lo relega de su situación de poder y dominación; a veces creados por mujeres como una fantasía y otras por hombres que creen saber lo que les gusta a las mujeres; pues, como ya he dicho, las características que se le agregan a estos personajes a la hora de ser sexualizados se basan en los roles de género y estereotipos.


   Y hasta aquí esta guía básica sobre la sexualización. Espero que os haya sido útil y os haga pensar sobre esto o entenderlo un poco mejor, así como mirar las cosas con un ojo más crítico y analítico. Espero no haberme dejado nada atrás y, si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntar, haré lo que pueda para disiparlas.

   Muchas gracias por pasaros, leer y comentar.
   ¡Un saludo y hasta la próxima!