jueves, 25 de agosto de 2016

Hablando de DLCs y parches, en general


  ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?

   Muchos sabéis ya lo que es un DLC. A algunas personas les gustan, y otras se echan a temblar al escuchar dicha palabra. Pero para los que no sepáis de lo que hablo os explicaré de forma breve y concisa lo que es un DLC: DownLoadable Content. O sea, contenido descargable para un juego.


   La idea en si es buena: Tú sacas un juego a la venta, a la gente le gusta, piden más: Contenido descargable, ya sea en modo de expansión con nuevos retos, diseños para los personajes, o cualquier cosa que se te ocurra y encaje dentro de tu creación. Dicho contenido es mucho más barato que el juego original y lo complementa. Puedes jugar sin él y la experiencia de juego será la misma o similar, pues sólo es eso, contenido extra para que sigas disfrutando el juego.
   Un buen ejemplo de esto son las expansiones para Skyrim, las misiones extras para Folklore, trajes exclusivos de diseñadores para X juegos, o los muchos artículos extras que puedes encontrar en la página de los Sims. Cosas que puedes añadir  para hacer más rica la experiencia y que probablemente no cabían dentro del propio juego. 

   ¿Cuál es el problema entonces? 
   El problema, guisantes míos, está en las empresas y desarrolladoras  actuales, que no contentos con cobrarte 70€ por un juego te lo venden a cachos. Voy a poner dos ejemplos que siguen la misma línea y que a mí personalmente me cabrearon mucho:
    Ejemplo 1: Dragon Age II. ¿Como te sentirías si terminas el segundo juego de una saga que te encanta, empiezas a jugar al tercero, y no tienes ni idea de lo que te están hablando? Pues eso me pasó a mí en el Dragon Age Inquisition, cuando uno de tus compañeros comienza a hablarte de cosas que vivió con tu anterior personaje en el juego anterior, y que tú, por supuesto, no recuerdas ¡Por que era un maldito DLC! ¡No puedes meter al malo más malo de tu siguiente entrega en una expansión DLC! NO. Me parece muy bien que hagáis expansiones tipo "Qué pasó con los guardias grises tras el juego" o "A dónde se fue Morrigan después de romperte el corazón"(aunque esa expansión para mí es primordial), ¡pero no presentes al villano de la tercera entrega en un maldito DLC! Y si lo haces, al menos que sea gratis, que forma parte de la trama principal; No es un simple extra. 
   Ejemplo 2: Assassins Creed Brotherhood. Cuando terminas este juego te quedas un poco a cuadros después de asesinar, por una serie de circunstancias que no vienen al caso, a uno de los personajes principales. Comienzas el siguiente juego y todo va bien, todo correcto, hasta que comienza una conversación que te confunde; Algo así como "no me puedo creer que nos traicionara". ¿Disculpa? ¿Me he perdido algo? ¡PUES SÍ! ¡UN DLC, eso te has perdido! Que aún podrían ser algo amables y explicarte lo ocurrido. Pero NO, lo dejan ahí, en el aire, y si quieres saber más paga. 


   Esto son sólo dos ejemplos que se me han ocurrido, pero hay más, muchísimos más, y la mayoría no los conozco porque, aunque quisiera, no podría jugar a tantas cosas. Pero esto no es lo peor que puedo decir, no. La pero parte es cuando el juego está todavía en desarrollo y ya te están anunciando los DLCs, o te venden un juego que ni arranca y al día siguiente le están metiendo parches. Al día siguiente y hasta que consigan que el juego funcione, que lo más probable es que llegues al final con un montón de bugs y todavía no hayan conseguido arreglar nada. 

   Antes hacías un juego, lo vendías y punto, lo cual te obligaba a hacerlo bien desde el principio, dedicarle tiempo, ponerle empeño y cariño a tu obra. Pero ahora me da la sensación de que piensan: "Lo hacemos así y ya sacaremos parches, total se va a vender igual. ¡Ah! y para la semana empezamos a vender los DLCs". 
   Es triste. Es muy triste. 
   Al igual que los DLCs, los paches tiene su parte buena, pues corrigen errores que en un primer momento pueden pasarse por alto o añadir cosas, como fue el caso de Tekken Tag 2 con las actualizaciones que incluían nuevos personajes GRATIS, pero cuando vendes un juego que necesita parches desde el principio sólo para poder funcionar, o directamente un juego incompleto como ocurrió con Street Fighter V  o Dead or alive 5 (que ya no se cuantas versiones hay del mismo, aunque su caso es peor, porque te venden el mismo juego varias veces actualizado)... Dice mucho, y nada bueno. También podría hablar de los precios desorbitados de algunos DLCs, como es el caso de los trajes de Dead or Alive 5 o expansiones de 1h de juego por 15€ pero creo que ya habéis entendido lo que quiero decir. 

   Podemos resumir el negocio actual de los videojuegos con la siguiente imagen: 


   Y, ya que estoy tratando el tema de hacer las cosas a medias, si sacáis un juego para PS3 ¡sacad todos los DLCs también para PS3! Vuelvo a Dragon Age Inquisition, una cosa que me dejó más que frita, cuando me enteré de que el último DLC, el final absoluto del juego (como en el anterior, vamos) es un contenido descargable para PC, PS4 y Xbox One. Muy bien ¡genios! ¿Y los que nos gastamos el dinero en la versión de PS3? ¡Versión que por cierto hicisteis de pena!

    Honestamente, extraño comprar un juego y tener "el juego". Creo que él último con el que me pasó eso fue con el Lollipop Chainsaw y el Bravely Defaut. Como ya dije antes, hay situaciones en las que no le digo que no al contenido descargable (sobretodo si es gratis, así sea lo más inútil u horrendo que exista) pero en la mayor parte de los casos es innecesario y llega a ser abusivo. Y en cuanto a los parches puedo entender que hay juegos muy complejos y los que son online necesitan un mayor mimo y actualización de los servidores, pero en otro tipo a lo mejor tienes que estar actualizando cada día o cada semana, especialmente al poco de salir a la venta. ¿Por qué no podéis hacer las juegos bien?