miércoles, 3 de agosto de 2016

Diario de la copa menstrual: 2ª semana

   ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo? 

   Otro ciclo lunar a pasado y eso sólo puede significar una cosa: No tenemos que preocuparnos por los hombres lobo en una temporada. Digo: Nuevo capítulo de la trepidante serie de entradas sobre la copa menstrual, ¡BIIEEEN! (esta entrada se la dedico a Lily, que se que le gusta todo lo que tenga sangre).

   Antes de empezar con el "diario", debo decir que he notado una enorme diferencia desde el primer día que la usé, y para mejor, evidentemente. 
Querido diario...
1er día: Me la puse por la mañana a la primera (como la campeona que soy). Pasé este periodo del día en el veterinario y después en la biblioteca hasta la hora de la comida. Después de comer me cambié, pues era el primer día y, en apariencia, sangro una barbaridad. Y digo en apariencia porque cuando me quité la copa a penas llegaba a la mitad (debí estar 7 horas con ella aprox). Esta vez la quité bien, sin tan siquiera mancharme los dedos, sin sangre por el suelo y sin tener que volver a desinfectar la copa porque casi se me cayera al váter; Eso si: Tuve que ponérmela unas 4 veces, pues me pareció que no terminaba de abrirse. Salí a pasear al perro, dí un paseo en bicicleta, fui hasta la playa (encontré un Charmander en ella)... No tuve perdidas. Me la quité (después de estar toooda la tarde con ella. Unas 9 horas) y me la volví a poner para ir a dormir.

2º día: Pasé la noche con la copa puesta sin ningún tipo de molestia o perdidas. De hecho siempre duermo con compresas (siempre que tengo la regla, claro) y despertarse y verlo todo limpio es mágico, sobretodo si puedes dormir más de 8 horas sin preocupación.
   Me costó quitarla. Me di una ducha y me la puse de nuevo. Ese día no hice nada destacable y sólo tengo anotado que las veces que me quité la copa me costó hacerlo.
   Volví a dormir con ella.

3er día: Al día siguiente la retiré con "relativa facilidad" (siento que por las mañanas me cuesta más, pero aceptémoslo: todo cuesta más por las mañanas). A penas había sangre. De hecho podríamos denominarlo como agua teñida. He leído en algunos foros y blogs que la cantidad de sangre (más bien la sensación de la cantidad de sangre) disminuye mucho al usar copas. Tal vez porque no te tienes que estar cambiando seguido o porque no ves la sangre esparcida y manchándote. No lo se.
   Como ya he dicho, yo creía que sangraba mucho durante los 7 días (salvo por las noches a partir del tercero), y a veces en el sexto veo tan poca sangre en el tampón (o nada, directamente) que digo "bah, no hace falta". ¡ERROR! Cuando menos te lo esperas tus bragas tienen un nuevo estampado. En esto la copa tiene la gran ventaja de que al no irritar puedes llevarla puesta si no estás muy segura.
   Total, que me puse la copa de nuevo y salí con mis amigos hasta tarde, haciendo un cambio antes de salir. Al principio noté ciertas molestias, como si el pico de la copa me estuviera rozando donde no debía, pero tras andar un rato cesó. 
   Cuando llegué a casa me la quité y a dormir (como ya dije, no sangro por las noches a partir del tercer día). 

4º y 5º día: Todo bien. Como siempre digo cuesta más sacarla que ponerla, pero el poder estar tranquila, limpia y cómoda durante horas hace que el esfuerzo valga la pena. A demás, estoy convencida de que le acabaré cogiendo el truco. 
   Estos días... bueno ¿recordáis lo que os dije del agua teñida? pues así, pero una cantidad equivalente a la yema de mi dedo índice. Lo cual estoy convencida de que parecería mucho más con compresa y que no vale la pena ponerse un tampón para eso (sobretodo si eres sensible como yo y te irritan).

   Un último consejo, aunque creo que ya lo he mencionado, pero insisto: Creo que es una buena idea tener las uñas cortas para este tipo de cosas.

   En resumen: Estoy contenta con la compra y supongo que en un par de periodos le habré cogido el truco a esto. Por el momento solo puedo deciros que tengáis paciencia en caso de que os animéis a probarla.

  Espero que esta entrada os haya sido útil de algún modo.
  Muchas gracias por pasaros, leer y comentar. Un saludo y hasta la próxima entrada.