Diario de la copa menstrual: ¿Qué demonios es eso?

   ¡Hola guisantillos! ¿Cómo estáis? 

   Los que me sigáis la página de Facebook y os haya coincidido leer el anuncio que hice probablemente ya esteis al tanto de lo que es esto. Los que no, lo explicaré ahora mismo.

   "Diario de la copa menstrual" serán una serie de entradas mensuales indefinidas (dedicadas especialmente a las lectoras), cuya finalidad es compartir mi experiencia con la susodicha. No después de estar un año con ella, o un par de periodos, no: Desde el principio, para explicar bien mis experiencias e informar del modo más natural y fiel posible a la realidad, porque cuando buscas por internet la mayoría de las cosas que encuentras son "¡la copa menstrual, que maravilla!" o "si, al principio cuesta un poco ponerla, pero después es maravilloso", pero nunca te cuentan en calvario inicial, así que ya estoy yo aquí para informar y desahogarme correctamente.

   Pero empecemos por lo básico: ¿Qué es una copa menstrual?
   Es básicamente una alternativa re-utilizable e hipoalergénica a los tampones y compresas tradicionales, lo cual está muy bien para gente con alergia o sensibilidad vaginal, como es mi caso.
   Hay varios tamaños: según seas virgen o no, hayas tenido hijos o no, etc. 
   El invento tiene la forma que veis en la imagen. Hay que doblarlo e introducirlo dentro de la vagina (está hecha de silicona medicinal, por lo que se desliza bastante bien). Una vez dentro se abre y la sangre queda ahí recogida. Al cabo de unas horas (5, 8, 12... Todo depende de cuanto sangres y el flujo) te lo quitas, lo vacías, lo limpias (ya sea con agua o un pañuelo si no dispones de agua) y te lo pones de nuevo. Todo esto habiéndola esterilizado antes introduciéndola en agua hirviendo durante unos 5 min. Debe esterilizarse antes y después de cada ciclo. 
   Pero claro, esto es solo la teoría, y la teoría también dice que si toco las teclas de un piano hago música ¡y es mentira! ¡¡Hay que practicar!! Igual que con los tampones y las compresas (no porque las últimas sean difíciles de poner si no porque cuántas no habrán manchado la ropa las primera veces).

   Hay varios métodos para doblar la copa e introducirla, pero todos coinciden en que hay que introducir, al menos un poco, los dedos en la vagina. 
   No voy a decir que ponerla es fácil, pero quitarla tampoco, sobretodo porque esto crea un vacío al adaptarse a las paredes de la vagina, por lo que podemos hacernos daño si la quitamos de forma incorrecta. Os dejo unos vídeos explicativos:



  Decidí adquirir la copa menstrual por varias razones: Alergia a ciertos compuestos de tampones y compresas, dinero, medio ambiente comodidad.
   La primera razón creo que no es necesaria explicarla. La segunda, el dinero, es que una copa de estas te puede durar de 5 a 10 años, lo cual es mucho dinero ahorrado en tampones y compresas, especialmente si tienes que comprar anti-alérgicos y cosas así (4€ por paquete, y no precisamente con abundante cantidad). El tercer motivo es el medio ambiente: si cada mes gasto una media de 21 tampones por periodo... digamos que es bastante basura (no solo el tampón, también el aplicador, el plástico en el que viene envuelto... y lo mismo en el caso de las compresas). El último motivo es la comodidad, la cual por el momento debería ir entre comillas: Según lo que he leído puedes tener puesta la copa hasta un máximo de 12 horas e incluso dormir con ella; A parte de olvidarte de quedarte sin reservas justo cuando te viene la roja. 

   Desde aquí quiero aprovechar para enviar un mensaje a los hombres del mundo: Cuando una chica (amiga, novia, hermana...) te ruegue que vayas a comprarle provisiones porque se le están acabando o ya se le han acabado ¡Id!

   Y esto es un resumen sobre la copa menstrual y la nueva serie de entradas que llegarán a partir de la semana que viene. Espero que al menos le resulte interesante a alguien, y si os gusta reíros de las desgracias ajenas, al menos las primeras entradas las disfrutaréis.

   Esto es todo por hoy.Muchas gracias por pasaros, leer y comentar.
   ¡Un saludo y hasta la próxima!