Regalos de cumpleaños

   ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?

   Antes de nada quiero disculparme por lo muerto que está esto o si os ha parecido que últimamente ignoro los comentarios (tanto en el blog, como wattpad o youtube) y/o los blog. No os ignoro, de hecho leo todos los comentarios, pero hay veces que no tengo muy claro que responder, a demás de que estoy con exámenes y preparando un viaje (me marcho en 3 días), por lo que estoy bastante atareada/alterada estos días.

   Y por fin ha llegado el día en el que os muestro los presentes con los que me han obsequiado el 18 de enero y a lo largo de la semana venidera (tenía que haber hecho esta entrada antes pero meh... Ya me conocéis: vaga, inconstante...). ¡Vamos a ver los regalos!

   Mi madre me regaló esta funda de edredón. Hace tiempo que quería una. ¡Es tan rosa! ¡Me encanta!
   Si: Hay un libro de Aristóteles en la mesilla, y no, no es para clase.

   Mi abuela me dio algo de dinero, el cual supongo que usaré para comprar un bolso negro, ya que el mío actualmente se cae a cachos.

   Mi hermana me regaló el libro de "Dónde los árboles cantan" de Laura Gallego (lo pone en la imagen, no se para qué lo escribo), en edición limitada, libro que leí en su momento y me gustó bastante. Creo que lo releeré este verano. 


   Mi novio me regaló esta camiseta tan fabulosa. Creo que no hay mucho más que decir al respecto, salvo que mi cuello da muy mal rollo en esta foto, pero os juro que es bonito. 

   En el grupo de teatro también me hicieron un regalo, y a demás muy especial: ¡Una fiesta de té! ¡Con pastas caseras y té! (té en una fiesta de té ¡quién lo diría!). A parte de llevarme dulces y un tarro precioso de regalo, una chica que hace pendientes con fimo me dio tres pares:

   Por el momento sólo me he puesto los de Pac-Man, me parecen geniales.
   PD: En el tarro había pastas con forma de frutas. 
   PD2: Tuve que sentarme en el trono con globos... pero sin quitarlos, claro. O sea, que me senté encima de los globos xD


    Mis amigos me regalaron unas orejas de Minnie Mouse (ignorad a Charmander, es que no me apetecía quitárselas para hacer la foto). Pero las orejas estaban sobre una caja. Una caja en la que me encontré esto:
    Si. Lo se. Es cuanto menos inquietante. Una caja llena de lechuga y una zanahoria con cara... Bueno, con cara, lo voy a dejar ahí. Pero revolviendo entre la lechuga topé con esto:

   Lo se. Es preciosa. Y pesada, ¡muy pesada! Todavía no la he usado y tengo miedo del día que lo haga ¡porque soy una endeble!
   Dentro de la caja había también una caja (caja, caja ¡Cajas por todas partes!) de comida para hamsters, por lo que yo me quedé con cara de "¿?" y pensé "¿Otra broma por ser una come hierba?", hasta que me llevaron a otra habitación y:

   ¡Ahí estaba él! Aunque al principio creí que era "ella", por lo que durante un día y medio se llamó Mimi, ¡hasta que me di cuenta de que tenía pene y ahora se llama Alduin!

Aquí tenemos a Siro inspeccionando al nuevo inquilino.
¡Mirad que cosita más mona, por los Dioses!
Marcando tendencia con pantalón de chándal y camisa de cuadros.
    ¡Es tan adorable! Aunque intente comerme y me persiga las manos cuando le huelen a comida. ¡Pero se pone a dos patitas para agarrarte los deditos! >.< También le gusta morder mi pijama, por algún motivo.

   En resumen ha sido una semana intensa. A parte de que una amiga me convenció para que la ayudara con un grupo de jugger que quiere montar aquí, por lo que varios días a la semana me dedico a pegarle con un palo acolchado al que se me ponga por delante y viceversa.


   Bueno, espero que os haya gustado la entrada. La verdad es que la he escrito con un poco de prisa, por lo que si está muy mal redactado os pido que no queráis matarme.
   
   ¡Muchas gracias por pasaros, leer y comentar!
   ¡Un saludo y hasta la próxima!