domingo, 18 de septiembre de 2016

Técnicas de estudio I: La teoría

  
   ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?
   
   ¡Han comenzado las clases!, lo cual se resume en tres cosas: Madrugar, estudiar y estrés. No puedo ayudaros con la primera y con la última, pero intentaré echaros un cable con la segunda. 

   ¿Y quién soy yo para hablar de técnicas de estudio? Vale, no soy profesora ni psicóloga, pero soy una persona con problemas a la hora de estudiar y, en general, de prestar atención o concentrarse en algo. He probado muchas técnicas de estudio (muuuchas), he ido hasta a clases para que me enseñen a estudiar y, es irónico, pero el método más efectivo (al menos para mí) me lo enseñó mi hermana mayor (una estudiante brillante, no como yo). 
   Esta técnica ha mejorado mis notas y me ha abierto la puerta a los cuatro títulos que actualmente poseo. Cabe decir que yo nunca he sido una alumna de notas impecables, de hecho me considero bastante mediocre (salvo excepciones) y he repetido este curso (y muchos anteriores), pero desde que puse en práctica estos pasos mis notas han mejorado mucho. Soy consciente de que mucha gente está perdida a la hora de estudiar y/o no sabe como hacerlo, por eso me gustaría compartir esto con vosotros y todo aquel que necesite ayuda. 
   Obviamente no es una fórmula mágica y es necesario mucho tiempo y esfuerzo. 


   A parte del método "Karla-sensei" (a partir de ahora lo llamaré así) os voy a dar algunos consejos basados en la experiencia propia y que considero muy importantes:

1º- Tener el estomago lleno: Antes de empezar a estudiar asegúrate de no tener hambre, de haber comido bien y de tener provisiones cerca (especialmente si no estudias en casa y vas a la biblioteca). Comer es super importante. A parte de que el estomago vacío es una gran distracción el cerebro necesita sus azucares, su fósforo, su B, su B12 y sus cosas para funcionar correctamente. Así que, llénate de frutas, verduras y comida en general antes de estudiar. Eso sí, evita la comida basura, ya que los azúcares que ésta contiene se "gastan" mucho más rápido y en seguida volverás a estar cansado/a y con hambre. 

2º- Agua: El agua es otro de esos tesoros de la vida. Estar bien hidratados es fundamental para estudiar, ya que la falta de agua provoca dolor de cabeza, ergo reduce nuestra concentración. Una buena idea es hacer un zumo con frutas varias, agua y algún vegetal, así matamos dos pájaros de un tiro. 

3- Lugar tranquilo libre de distracciones: El sitio en el que se estudia también es algo fundamental. Debe estar bien iluminado para cansar la vista lo menos posible y evitarnos esfuerzos innecesarios. Debe ser lo suficientemente amplio para no fatigarnos y estar despejado, ordenado (el desorden a mí es una cosa que me distrae muchísimo), ventilado, con una temperatura agradable (si no la tiene siempre podemos recurrir a la ropa y las mantas; No es coña, tengo llevado mantas a la biblioteca) y ser lo más silencioso posible (se que hay gente que estudia con la TV puesta o escuchando música; En serio ¿cómo?)

4º- Ropa cómoda: Creo que esta es bastante obvia; Vamos a estudiar, no a una pasarela, y la ropa ceñida o de ciertos tejidos, así como el calzado, puede incomodarnos y distraernos.

5º- ¡Cuidado con Internet!: Internet es una bendición y una maldición. Normalmente se recomienda estudiar lejos del teléfono móvil o el ordenador pero a veces no nos queda más remedio. Durante el estudio tendrás que buscar palabras, ideologías, obras... y todo eso te lo ofrece Internet de forma fácil y cómoda. Lo que yo hago es poner el móvil en silencio y usarlo solo cuando es necesario. Para esto es necesario algo de autocontrol, pero creo que es mejor aprender a controlarnos (¡disciplina!) que quedarnos en bragas porque no tenemos ni idea de en qué consiste el marxismo, porque aceptémoslo: hay muchos libros que nos hablan de las cosas como si las conociéramos de toda la vida y no es verdad.

   ¿Qué necesitamos para estudiar?
      1. Libros y/o apuntes.
      2. Folios o libreta (personalmente, yo soy más de folios).
      3. Bolígrafos y rotuladores de colores.

      4. Obras de consulta / Internet.
      5. Lápiz y goma.

P.D: Este método es especialmente útil en "asignaturas de leer", como historia, historia del arte, historia de la música, ciencias, literatura... Todo lo que sea teoría. En asignaturas prácticas como inglés. lengua o matemáticas son necesarias otras técnicas que comentaré en otra entrada.  

      Método de estudio

1- 1ª lectura: Entender el texto. Se que parece una obviedad (y de hecho lo es) pero hay muchísima gente que empieza a estudiar y no sabe ni de que trata el tema; Se obcecan tanto en "tengo que memorizar esto" que ni se molestan en tratar de entender lo que cuenta aquello que leen. 
   Lee el texto con detenimiento, por tedioso que sea ¿De qué habla? ¿Lo entiendes todo? Si hay algo que no entiendes, aún después de leerlo varias veces, marcarlo con lápiz. Si es una palabra busca su significado, si es un nombre propio de algún periodo o ideología búscalo en internet, y más importante todavía ¡anótalo! (ya sea en un margen o un posit) Si aún después de esto no tienes ni idea de lo que dice el párrafo márcalo con unos interrogantes y pregúntale al profesor.
   Recuerda que no tienes que aprenderte todo tal y como lo pone en el libro y puedes usar tus propias palabras. 

2- 2ª lectura: Subrayar y numerar títulos. Todo el mundo se olvida de los títulos y son una pista muy importante: Si en el título pone "causas de la segunda guerra mundial" ya sabemos de qué vamos a hablar y de que no. 
   Marcad el título del tema en un color (puedes incluso decorarlo un poco) y los distintos apartados en otros ¡numerándolos, muy importante! Si en el examen te hacen una pregunta general, como por ejemplo "El Quijote", si has numerados los apartados sabrás de cuantas cosas tienes que hablar porque de algún modo tu cabeza sabe que son 5 apartados, aunque en el momento no recuerdes los nombres, saber que son 5 ya es bastante y puedes llegar a sacarlo incluso por descarte. 

3- 3ª lectura: Subrayar los más importante. Aquí empieza lo difícil, especialmente si eres como yo y cualquier detalle te parece importante. Si estamos estudiando historia del arte, por ejemplo, no nos importa demasiado que en las universidades españolas estudiaran obras de Cicerón o que pasaran de 600 alumnos a 7000 de un siglo a otro. Subraya con un color (diferente al de los títulos) las definiciones, los conceptos, las fechas, la información de calidad, y si puede tener sentido por si mismo aquello que has subrayado mejor.

4- 4ª lectura: Destacar: Después de leer atentamente el texto tres veces es muy probable que hayamos memorizado algo, pero esto no acaba aquí. Dentro de lo que hemos subrayado hay palabras o frases clave para nuestro ansiado aprobado. Ahora hay que identificarlas y marcarlas bien. Yo suelo usar el rotulador amarillo para subrayar lo importante y luego este paso lo hago con naranja, ya que estos dos colores no se mezclan. A veces para enfatizar más una palabra o fecha lo subrayo con una linea se bolígrafo verde o rojo, lo recuadro o lo circulo (especialmente si es algo muy importante que se me suele olvidar). 

5- Relaciona. A veces nos hablan de algo sobre lo que no sabemos mucho, pero quizás podemos relacionarlo con otra cosa que dominamos: Por ejemplo, si te gusta la moda de época y estudias arte, vas a tenerlo mucho más sencillo a la hora de saber de que siglo es un cuadro (especialmente si es un retrato) basándote en la ropa. O si sabes que la Bella Durmiente de Disney está inspirada en el siglo XIV, todo lo que sea arte gótico podrás datarlo sin demasiada dificultad. También es importante relacionar la nueva información con la que hemos estudiado anteriormente, ya sea de otro apartado u otro tema. Son pequeños detalles estúpidos que ayudan mucho y que nos lleva al siguiente punto. 

6- Apóyate: Los libros de textos suelen estar llenos de imágenes que son una buena pista. Recuerdo un examen de literatura que hice en el que se me había olvidado uno de los temas recurrentes de la poesía del renacimiento pero recordaba la página en la que estaban y en ella había una foto del cuadro de las tres gracias, entonces mi cabeza dijo "¡mitología!".
   No digo que os chapéis las imágenes, ni mucho menos (a menos que estudies cuadros, que entonces sí) pero tampoco las ignoréis por completo y al menos leed las anotaciones que vienen a veces debajo. 
   Los ejemplos también son muy importantes y estos si que es importante memorizarlos, al menos algunos de ellos.
    También puedes añadir dibujos esquemáticos que te ayuden a recordar.

7- Resumen y/o esquema: Ahora puedes pasar todo lo subrayado a papel de forma resumida, limpia, simple y con tus palabras. Personalmente soy más partidaria de los esquemas por puntos verticales (los cuales suelo añadir dentro del propio resumen), pero en determinadas ocasiones veo más útil los horizontales. Si nunca has hecho un esquema puede resultar complicado al principio pero luego se acaban haciendo solos. 
   

   Ejemplos:
1   Historia de la música (Título principal)
     1. Alta Edad Media (Subtitulo)
         1. El canto llano (Título del apartado a tratar)
             1. Origen: 
                  1. San Gregorio Margno.
                  2. Cantos judíos.
              2.  Características: 
                  1. Ritmo libre.
                  2. Monódico.
                  3. Función exclusivamente religiosa.
                  4. Acapella.
                  5. Sin cambios bruscos.
                  6. Se canta en latín. 
              3. Tipos:
                   1. Salmódicos.
                   2. No salmódicos.
             



   Lo único que nos queda es preguntarnos a nosotros mismos el tema o buscar a alguien que nos lo pregunte. ¡Recuerda que todo lo que estudies tiene que tener sentido y si se lo buscas será mucho más fácil!

   ¡Y esto ha sido todo por hoy! Espero que esta entrada os haya sido útil y espero también no tardar mucho en subir la siguiente entrada sobre métodos de estudio (creo que serán dos más).

   ¡Muchas gracias por pasaros, leer y comentar! ¡Un saludo y hasta la próxima!
Leer más...

viernes, 2 de septiembre de 2016

Emociones cinéfilas


  ¡Hola guisantillos! ¿Cómo va todo?

   El otro día (ese misterioso espacio de tiempo que va desde ayer hasta 1993) mi amiga Ariel Sirenita publicó en su blog "Hojas y palabras" el tag de emociones cinéfilas, el cual consiste en asignar una película a un emoticono. Me pareció muy interesante, especialmente para mencionar películas que no suelo nombrar en el blog. 
   A parte de la entrada también tomé prestada la idea de la imagen, la cual edité (seria muy descarado por mi parte coger la suya). 

   Muy bien, ¡Allévoy!




Felicidad

    Si... Ya se que empiezo un poco más el tag poniendo dos películas en el primer emoji, pero los que me conocen saben que es algo inevitable: La indecisión es parte también de mí. 
   La mayoría de las películas animadas podrían estar aquí, ya que soy una fanática de la animación y disfrutarla me hace feliz. Pero estas dos películas tienen un no se que... Algo que hace que sólo pensando en ellas me pongo de buen humor (o al menos mejora). 
   De La ruta hacia El Dorado destaco la banda sonora (especialmente "sin mirar atrás" y "es duro ser un dios") y sus dúo principal: Miguel y Tulio. A veces voy por la calle y me río sola recordando momentos y diálogos de la película.
   De Goofy e hijo poco puedo decir, ya que es una película que siempre me ha gustado. Adoro a Max y a Roxanne desde que era niña (y aún lo hago). De hecho quería ser Roxanne; En serio ¿Habéis visto su pelo?. Y las canciones de Power Line, que cada vez que las escucho me motivo; Tienen casi el mismo efecto que "Don't Stop me now". Mi favorita es "Stand out".


Tristeza



    ¡Bien! ¡Otra vez haciendo trampas!
   Si no sabías cual es mi película favorita aquí la tenéis: Moulin Rouge. Vale, tal vez no es la película más triste del mundo y hay un millón de historias peores pero: ¿Cómo no voy a estar triste después de la última interpretación de "Come what may"?  Esta película no tiene animales de por medio y sufro de forma indescriptible cada vez que la veo. Es tan bonita que lloro solo de pensar en ella. 
   Pocahontas. Uh... Si, se que es triste pero ¿tanto como para ponerla aquí? Pocahontas no está aquí por su desafortunado desenlace con Jonh Smith, está aquí por los hechos históricos (independientemente de su fidelidad). La historia de el mundo y de EEUU: Como los humanos llegamos y reclamamos todo como nuestro sin importar las personas o seres que habiten en esas tierras. Como el poder y la colonización destruyó y destruye culturas, pueblos, vidas y a la propia naturaleza. Lo poco que a la gente poderosa que puede cambiar las cosas le preocupa el bien estar del planeta y otros pueblos. Como todo lo que no sea como ellos merece ser destruido sin piedad. El respeto nulo. Eso es muy triste: es nuestra historia y, muy probablemente nuestro futuro. Y sí, que si no hubiera pasado todo eso yo no estaría escribiendo esto cómodamente en mi casa, pero el comportamiento del ser humano es algo que me apena profundamente, por eso Pocahontas está aquí. 
   ¡Y por último!: Hachiko. Os juro que no he visto película más triste en mi vida. Solo la vi una vez y buscando la portada para ponerla en el tag he llorado. ¡He llorado solo viendo al maldito perro!, y estoy llorando ahora. Para quien no lo sepa, la película está basada en una historia real que tiene su origen en Japón, concretamente en la estación de Shibuya. Allí está la estatua de Hachiko, un perro Akita que sigue esperando por su dueño. 


Enfado

   Pocahontas también podría estar aquí por lo anteriormente citado, que a demás de ponerme triste me enfada. Pero si existe una película con la que haya salido escaldada del cine y con ganas de que me devuelvan el dinero es Deadpool.
   Confieso que fui al cine sin muchas ganas de verla, pero me gusta ir al cine de vez en cuando y todos mis amigos iban a ir, así que me uní, ya que a veces me acompañan a ver películas que quiero ver (¡que bonita es la amistad!). Pero... oh... Me olía que el humor de Deadpool no era para mí, y lo confirmé pasando las peores 2 horas de mi vida en una sala de cine. No veía el momento de que acabara la película, o de que la inmortalidad del protagonista se anulara para que se muriera de una vez y dejara de parecer un completo subnormal cada vez que habría la boca. Tiene cosas buenas, a pesar de sus fallos tienen una buena narrativa, buen ritmo, efectos especiales... Pero los personajes... El protagonista, el villano (¡un villano de mierda, por cierto!) ¡son insoportables! ¡No los aguanto! 


Nostalgia


   Aquí podría poner muuuuuchas películas (en serio: MUCHAS): La bella durmiente, Matilda, Merlín el encantador, La princesa cisne, Mulan, Casper, Pequeños Guerreros, Quién engañó a Roger Rabbit, Oliver y su pandilla, Space Jam, El niño invisible... Pero 3 pequeños ninjas es especial por varias razones:
1-  En mi familia (es decir: mi hermana, mis primos y yo) es una película de culto. Que sí, que la película en si es vieja, cutre, y sorprendentemente similar con "Solo en casa" (¡pero con "ninjas"! ¡Y "ninjas" con metralletas!), pero había niños (niños como nosotros) patéandole el culo a adultos, y aún por encima su abuelo era un ninja y se pasaban la vida comiendo pizza. ¿Qué más puedes pedir cuando eres pequeño?
2- Ayudó a despertar mi amor por las artes marciales. Por que sí, me encantan. Los juegos de lucha también ayudaron, evidentemente, pero digamos que esta película asentó los cimientos .
3- Colt era mi amor platónico en aquel tiempo. Si, es un motivo de mierda, pero tiene una cara adorable y eso nadie me lo puede negar.
4- El abuelo entrena "ninjas, no asesinos"


Miedo

   ¡Esta no os la esperabais, eh! ¡Y quien diga lo contrario miente! 
   Quiero aclarar que no veo películas de miedo, es un genero que no me gusta. He visto algunas, pero no puedo decir que me dieran miedo, aunque probablemente su hubieran tenido aliens me habría cagado viva. 
   La primera vez que vi Mars Attacks era una joven niña inocente y pura (y un poco repelente también). Cuando vi por primera vez esos hombrecillos cabezones de ojos saltones tuve que abandonar la estancia. No dormí bien en una temporada por culpa de esos malditos marcianos, y aún tiempo después mi mente evocaba su recuerdo haciéndomelo pasar realmente mal y obligándome a correr por los pasillos para ir al baño (los pasillos también me dan miedo). 
   Obviamente me vi la película años después y descubrí que era una parodia. Igualmente me costó verla, ya que los marcianos me dan muy mal rollo. Pero ahora puedo dormir tranquila: Siempre llevo una ranchera en el móvil, por si acaso. 


Sorpresa

    En mi defensa diré que solo tenía pensado poner El laberinto de Fauno, pero hace unos días vi Kiki y me sorprendió gratamente. 
   Ya hablé de El laberinto del fauno en alguna entrada. Nunca me ha gustado el cine español: Casi todas las películas que he visto y conozco son comedias. Comedias a la española. Lo que se resume un poco en chistes fáciles o guarros, referencias al miembro viril, tópicos, gente que vocaliza mal y tetas. Y los que son dramas nunca han logrado que me interesara por los personajes como para importarme lo que les pudiera ocurrir. El laberinto del fauno es hispano-mexicana, pero tenía las mismas expectativas que con cualquier otra película española; ¡Me fascinó!: Como se mezclan la fantasía y la realidad en la mente de Olivia, el sátiro y otras criaturas fantásticas, la historia de fondo y cómo una niña vive todo ese drama de un mundo en guerra y constante cambio, el apartado visual... ¡Me encanta!
   Kiki es otra película española (pero esta española 100%) que me ha sorprendido gratamente a pesar de ser una parodia. ¡Y ojo! Porque es una parodia sobre sexualidad con menos chistes y bromas sexuales que la mayor parte de parodias españolas. En ella, 5 parejas intentan solucionar sus problemas con el sexo (y de pareja, en general), algunos de ellos descubriéndose a si mismos u aceptando sus manías y gustos peculiares. Se trata todo con muchísima naturalidad y se hace muy amena. La única y gran pega que le veo a la película es la banda sonora, pues los temas principales de la película son horrendos. 

Decepción

    Para quien no lo sepa: Soy fan de Spider-man. Es mi super heroe favorito, me he visto hasta películas antiguas de  que se resumen en un hombre caminando en mallas a cuatro patas sobre fondos de cartulina, ¡y las he disfrutado más que esta! 
   Amazing Spider-man 1 ya no me gustó mucho, a pesar de que logró conmoverme en alguna que otra escena, pero en este caso no podría estar más de acuerdo con Loulogio
  Fui a ver la segunda película porque quería ver morir a Gwen. No es que la muchacha me caiga mal, de hecho todas la féminas que giran en torno a Peter Parker me son un poco indiferentes (salvo Felicia y tia May). Pero siempre me ha parecido una escena bonita y quería verla, tenía mucha curiosidad por como la adaptarían a la gran pantalla. Y a pesar de que la escena me pareció genial, ¡no me parce que haya valido la pena ver la maldita película!: Empalagosa como ella sola (a demás sin motivo. ¿Qué pasa? ¡¿Que si te vas a estudiar fuera no puedes mantener una relación?!). Toda la película es Peter y sus problemas sentimentales mientras electro hace cosas irrelevantes de fondo, para llegar a los 10 últimos minutos de película y que aparezca el Duende para matar a Gwen. ¡Porque ya está! ¡Eso es todo lo que hace! (estoy hablando desde el recuerdo, ya que no he querido verla de nuevo) ¡Electro sobra totalmente en esa película, y eso que es el villano principal ¡¿Para qué cojones pones dos villanos en tu película si no vas a aprovechar ninguno de los dos?!


Angustia


   La vida de Chiyo es una angustia constante desde el primer minuto de película, cuando vemos como su familia la vende. Llega a la okiya y allí sufre maltrato físico y psicológico, los cuales perdurarán por años. Cuando parece que las cosas mejoran vuelve a perderlo todo de golpe; Pero ella es como el agua, y puede abrirse camino incluso entre las rocas. 
   Memorias de una Geisha es otra de mis películas favoritas. Puede influir que me encante la cultura nipona, especialmente antes de la revolución industrial, pero esta película es preciosa, tanto visualmente como la propia historia. 

Confusión

   Simplemente Cisne Negro. Cuando terminó la película no tenía muy claro lo que acababa de ver: No sabía si era un conflicto con ella misma, si era a causa del estrés, si estaba desarrollando doble personalidad, si se muere o no... Es confusa, en todos sus aspectos, y no hay mucho que pueda decir de ella, ya que solo la vi una vez y no la entendí muy bien.



   Y hasta aquí el tag. ¿Habéis visto alguna de las películas de la lista? ¿Cuáles son vuestras opciones?
   Espero que os haya gustado la entrada y os entre el gusanillo de ver alguna (si no las habéis visto ya). Y no os preocupéis, estoy lista para la piedras que me caerán por lo de Deadpool.

   ¡Muchas gracias por pasaros, leer y comentar. ¡Un saludo y hasta la próxima!


Leer más...

jueves, 1 de septiembre de 2016

Capítulo 21 de A New Frozen Kingdom ¡Listo!

   ¡Hola guisantillos!
   Ya podéis leer el capítulo 21 de A New Frozen Kingdom en el blog del fanfic o en Wattpad. ¡Espero que os guste!

Capítulo 21: Conmoción
Leer más...